Intendente y asesores dieron a conocer detalles sobre la poda

poda ciudad durazno

La semana que empieza el 11 de julio de 2016, si las condiciones climáticas lo permiten, la Intendencia de Durazno dará comienzo con la primera etapa de la poda del arbolado urbano, 2.500 árboles en su mayoría plátanos y también fresnos.

El cronograma de zonas a ser intervenidas se viene definiendo, dado que la tarea será coordinada con Ute, Antel y otros organismos del Estado, para evitar perjuicios en cableado y cañerías.

En la Conferencia de Prensa realizada este martes para brindar detalles de la poda, estuvieron presentes el Intendente Departamental, Carmelo Vidalín, los Directores, Alejandro Petutto (Servicios y Medio Ambiente) y Nicolás Irazabal (Administración) y Eduardo Pacheco, asesor forestal de la Comuna.

Vidalín dijo que se necesitará la colaboración de la población para que las cuadras estén libres y sin  vehículos, procurando resguardar la integridad física de las personas y de los bienes materiales, en el entendido de que la que se va a realizar “es una tarea muy delicada, en la que la seguridad personal estará por encima de todo”.

El jefe comunal enfatizó en el cuidado que hay que tener, evitando la presencia de niños y personas de cualquier edad en los lugares donde se esté trabajando. “Mientras se realiza la poda no se podrán retirar ramas; la seguridad personal es esencial”, reiteró.

“Pedimos disculpas a la sociedad por las molestias que le vamos a ocasionar, pero creo que es tiempo de que llevemos adelante la poda que ha sido tan solicitada desde muchos años por los vecinos, y esa ha sido una de las inquietudes que conjuntamente con el director de Servicios hemos tenido”.

La cuadra que se va a podar será delimitada y se contará con la presencia de inspectores de tránsito y prevencionistas laborales.

Por su parte, Pacheco dio detalles técnicos de la labor. Agregó que “el arbolado urbano es un bien público y patrimonial, se va a hacer una poda a 8 metros de altura. El arbolado urbano es un bien que se maneja con criterios técnicos y con criterios sociales; vamos a hacer una corrección importante, por los problemas que están generando a las viviendas, a las edificaciones”.

Explicó que la poda “tradicional” a 5 metros de altura resulta inviable en este momento, por dos motivos: “primero, se va a intervenir sobre troncos muy gruesos, que después demoran en cerrar y, segundo, porque las luminarias de la ciudad han ido cambiando, han ido aumentando la altura por lo tanto seria imposible volver a esa poda”.

La inversión total estimada del convenio asciende a 100.000 dólares.

Back to top